Europeo de ciclismo

Jordi Simón, séptimo en el Europeo.
El germano Julian Kern –un corredor que entró a última hora en su selección- se imponía en la prueba masculina al superar a sus cuatro compañeros de escapada, los bielorrusos Siarhei Novikau y Kanstantin Klimiankou, que no pudieron hacer valer su superioridad numérica para ganar pero sí para obtener sendas medallas, el ucraniano Artem Topchankyuk y el italiano Mattia Cattaneo. 
En la última subida Simón consiguió contactar con un grupo delantero, formándose un paquete de doce unidades. Sin embargo, el español no pudo entrar en el ataque decisivo provocado por Cattaneo a tres kilómetros de la llegada y que decidió las medallas. El español era segundo del grupo perseguidor, encabezado por el francés Rudy Molard, a 22 segundos, mientras que Román Osuna entraba en un segundo grupo, en el puesto 24, a 1-32. Los otros cuatro españoles no terminaron la prueba: Jesús Ezquerra y Mario González porque se vieron implicados en una caída del primero, mientras que Fran Moreno y Fernando Grijalba lo hicieron por problemas físicos. Elñ aragonés afinmcado en Navarra fue uno de los protagonistas a mitad de carrera, al meterse en una de las fugas importantes, de una carrera con muchas alternativas, aunque marcada por una escapada de seis corredores que llegaron a tener 2-35 y que finalizaba en la novena vuelta de las trece que tuvo la prueba. 
Fue en la penúltima cuando se formaba esa fuga de nueve corredores, con una treintena de segundos, en la que entró finalmente Simón, pero sin poder rematar una gran actuación. 
Merino mereció más
La prueba junior femenina –sobre cinco vueltas- registró el triunfo de Rossella Ratto, que se va de Offida con el doblete crono-línea. La italiana se iba en el kilómetro 55 de carrera –de los 69 establecidos- y aunque se formó un grupo perseguidor en el que entró inicialmente Merino y más tarde Irene Usabiaga, nadie pudo con el poderío de la transalpina, que llegaría con 4-31 sobre el grupo perseguidor de nueve unidades. 
Merino, en compañía de dos corredoras, lo intentó en la última subida, pero fue atrapada a poco más de un kilómetro de meta. Y en el sprint, la mala suerte de verse cortada por la caída de una corredora la hizo perder sus opciones, siendo décima. La belga Jessy Druyts y la italiana Chiara Vannucci Chiara completaron el podio. 
La notable actuación española se completaba con la duodécima plaza de Irene Usabiaga, a 5-28, siendo Sheyla Gutiérrez 25ª, a 10-37. “Pienso que nos ha faltado un poco de fortuna, pero el resultado es para estar satisfecho porque es la primera vez desde que soy seleccionador que tenemos una actuación tan destacada en esta categoría”, apostillaba Ramón González Arrieta.
Fuente: RFEC