Sánchez Pimienta

La Clásica de San Sebastián ha servido para ver la calidad del corredor de Zafra, presente en la escapada del día se adjudicó el Premio de Montaña. Julián Sánchez Pimienta afronta la segunda parte de la temporada con la ilusión de seguir dando un buen rendimiento al Caja Rural y trabajando para el equipo en todo lo que se le pida.
¿Cómo se está encontrando durante el año?
La verdad es que antes de comenzar la temporada pensaba que iba a estar mejor, esperaba haber podido aportar más cositas, pero poco a poco le he dado la vuelta a la situación y estoy dando ahora un buen rendimiento para el equipo y teniendo algún resultado.
¿Le va sentando bien la competición?
La verdad es que tras el año de parón, cada vez me encuentro mejor y espero que la segunda parte de la temporada me salga bien. En la Vuelta Asturias estuve a un buen nivel y me encontré con buenas sensaciones, estoy yendo de menos a más a lo largo de toda la temporada y espero que siga la evolución. En las clásicas me he encontrado bien, ahora toca dar un buen rendimiento en Portugal e Italia. A ver si rematamos un buen final de año.
¿Qué objetivos se marca?
Intentar ser protagonistas, luchar por ver si llega un triunfo, sinceramente no lo descarto, ya lo he logrado en otras ocasiones. A ver si se puede levantar los brazos en Portugal o Lombardía, hay que ir con esa ambición.
¿Cómo está viendo al equipo?
Bien, en todas las carreras estamos en las fugas y disputando las carreras, el equipo siempre está adelante y dando una gran sensación de equipo. Ahora toca intentar seguir a tope y creo que se está haciendo un buen año, es difícil pedir más. Ya tenemos triunfos en 2011 y hay que seguir haciendo bien el trabajo.
¿Cree que habrá más victorias en 2011?
Sí, sabiendo que es difícil, pero tenemos otro punto de forma con un calendario atractivo y que en lo que queda estaremos a buen nivel. Vamos a estar disputando las carreras y estando adelante se puede rematar, a ver si hay suerte.
¿Qué tal se encontró en la Clásica de San Sebastián?
Muy bien, la verdad es que con muy buenas sensaciones, al pasar del kilómetro 190 me cuesta un poco debido al calendario que tenemos, que apenas cuenta con carreras muy largas. Tuve la posibilidad de disputar la montaña y de ganarla, así que muy contento. Debo agradecer al equipo el trabajo que hicieron en la parte final de la carrera conmigo para que llegase dentro de control. Es muy importante estar en una de las mejores carreras del mundo en el pódium.
Ganar ahí está muy caro, ¿se cumplió el objetivo?
Ganar es complicado hasta para los Pro Tour, el objetivo era hacerlo lo mejor posible, tal vez nos faltó uno en la general, pero con el pódium y con la sensaciones de equipo es para estar satisfecho, y más con ese tipo de carrera.
Una carrera Pro Tour y que además cuenta con un público espectacular.
País Vasco y Navarro son la casa del ciclismo, es donde un ciclista se siente más a gusto. De lo que he corrido en todos estos años es, sin duda, el mejor, el trato que te da el público, como conocen a todos los corredores, como animan, como se implican… es espectacular.
¿Qué significa para usted subir al pódium como ganador de la montaña?
Muy contento, significa tener protagonismo en una carrera de las importantes. Este año he cogido la fuga en las tres carreras Pro Tour que he corrido y en San Sebastián, con el público y la carrera que es, lo hace especial. Reconozco que me gusta disputar la clasificación de montaña, y he tenido la suerte de poderlo conseguir.
¿Y para el equipo?
No sé lo que significa, tal vez lo deberían decir los jefes, pero yo veo a la gente muy contenta con el resultado. Además le quiero agradecer a Xabier (el director) que se portó muy bien conmigo, es algo importante y que le debo valorar, se quedó conmigo para animarme y debo darle su valor. El pódium es un premio a la recompensa de todo el equipo.