Premiados


ENTREGA DE PREMIOS DE LOS TROFEOS GARA

La fiesta del ciclismo amateur pone nombre propio al futuro (Bici Ciclismo)

Los ciclistas del futuro se forjan en carreteras de Euskal Herria. Y como cada temporada, los Trofeos GARA de ciclismo amateur reconocen su esfuerzo. La fiesta, celebrada esta vez en Elgoibar, se tiñó con los colores de Caja Rural, que festejó los galardones a Yelko Gómez (Euskaldun), Karol Domagalski (Lehendakari) y Carlos Jiménez (Debutante). La ciclista del Lointek Ana Usabiaga completó el cuadro de honor.
p008_f01_250x124.jpg

Amaia U. LASAGABASTER | ELGOIBAR
Pasado, presente y futuro. Los tres tiempos se funden en los Trofeos GARA. En el palmarés de los galardones, con ciclistas que ya han colgado la bicicleta, como Iban Mayo o, hace escasas semanas, Iñaki Isasi, los que siguen pedaleando como Beñat Intxausti o Igor Antón, pasando por los que han cambiado de especialidad como Aitor Hernández, las que reivindican su visibilidad como Ane Santesteban o incluso los que regresan a la primera plana tras un tiempo de inactividad como Alejandro Valverde. Y también, claro está, en la fiesta que acogió ayer el Hotel Txarriduna de Elgoibar.
Tampoco allí faltaron las distintas generaciones de corredores -David López, Iñigo Chaurreau, Mikel Pradera, David Etxebarria, Gorka Beloki o Iñigo Ruiz de Larrinaga-, así como representantes de todo el campo amateur y femenino, junto a una delegación de la Federación encabezada por su presidente José Luis Arrieta o una representación completa de la Fundación Euskadi, con miembros de Euskaltel, Orbea y Naturgas.
Pero el tiempo que realmente reina en los Trofeos GARA es el futuro. Las carreteras de Euskal Herria forjan a los próximos campeones y este diario reconoce su esfuerzo cada año. Fueron los verdaderos protagonistas de la velada pese a que, curiosamente, entre ellos se contaran los grandes ausentes. Y es que, al igual que los propios galardones, también empieza a convertirse en una tradición que los dominadores del calendario euskaldun provengan de latitudes lejanas. Panamá, Polonia y Ciudad Real, en este caso. Destinos en los que los premiados, lógicamente, disfrutan ahora de sus vacaciones. La excepción la puso una tolosarra, Ane Usabiaga, que se llevó el reconocimiento a la mejor corredora del año.
La ciclista de Lointek/Cespa, que recibió el trofeo de manos del presidente de la Federación Vizcaina y organizador de la Emakumeen Bira Agustín Ruiz, no tuvo reparos en admitir que no era éste su objetivo cuando arrancó la temporada. «Realmente estaba centrada en la pista, en prepararme para el Mundial, y lo que quería era coger competición -reconoció-. Pero enseguida me puse en cabeza y, una vez ahí, seguí adelante. Y al final me lo he llevado, así que estoy encantada». Tanto, que la tolosarra tiene intención de repetir experiencia y también en 2012 se esforzará en carretera, aunque su «verdadero objetivo» vuelva a pasar por la pista. En este caso concreto, por el Campeonato de Europa sub23.
Dominio verdiblanco
Sí pasa por el asfalto el futuro del resto de premiados. El de dos de ellos, Yelko Gómez y Karol Domagalski, les llevará, además, al campo profesional. De la mano de Caja Rural, el otro gran nombre propio, junto a los de los galardonados, de la presente edición. Y es que con sus 55 victorias, a manos de 19 corredores diferentes, el conjunto navarro ha copado los premios en categoría masculina.
En debutantes, el mejor ha sido Carlos Jiménez, superando a Loïc Chetout (Naturgas) y Mikel Insausti (Seguros Bilbao). Su director Eugenio Goikoetxea recibió ayer el galardón en su nombre, de manos del seleccionador Ángel Balzola.
Hasta Polonia se ha ido el Trofeo Lehendakari, de la mano de Karol Domagalski. El director técnico de la Federación Iñigo Chaurreau hizo entrega del Trofeo al director de Caja Rural Josemi Fernández, que aseguraba que la clave de una temporada tan exitosa ha pasado por haber «trabajado bien, hemos tenido suerte porque hasta en los malos momentos nos han salido bien las cosas y, sobre todo, hemos tenido grandes corredores. Con buenos ciclistas es más fácil trabajar», subrayó.
Fernández, por otro lado, adelantó que el equipo amateur de Caja Rural cambiará ligeramente sus parámetros el próximo año. «Serán 19 corredores, todos ellos sub23 y un elite -explicó-. Será una línea de trabajo diferente, aunque el objetivo será el mismo, formar corredores».
El presidente de Caja Rural Floren Eskisabel, por último, recibió el galardón que acredita a Yelko Gómez como ganador del trofeo Euskaldun de manos del presidente de la Federación José Luis Arrieta. Lógicamente encantado con la temporada, Eskisabel aseguró que «casi estoy más contento con que hayan sido 19 los corredores que han ganado que con las 55 victorias». «Se ha acertado con los corredores, se ha tenido suerte y se ha trabajado bien», resumió, feliz por celebrar un año increíble en la trayectoria de este equipo que nació hace ya veinte y que cuenta ahora también con su escuadra continental profesional. Unos colores que confía ver en Iruñea el próximo año, en la salida de la Vuelta.
Cambios
Precisamente el paso de la ronda española por EuskalHerria fue motivo de crítica de José Luis Arrieta, que aseguró que los criterios al respecto de la Federación que preside no son precisamente los mismos que maneja el Gobierno de Gasteiz.
Arrieta, por otro lado, también adelantó algunos de los cambios que se introducirán el próximo año. Entre ellos, la ampliación de la edad hasta los 28 años, la obligación de los equipos de inscribir al menos a seis corredores, un reparto diferente de los premios o la reducción de los Trofeos a dos, Euskaldun y Lehendakari, cuyos puntos, además, se distrubuirán de distinto modo, pasando de 25 a 15 por carrera, con lo que se quiere reforzar la competitividad.